La Huella de Carbono

Bester, fruto de la filosofía de empresa, y en base a los protocolos adquiridos en el proceso de auditoría y certificación, mantiene una contabili­dad de la huella de carbono de la orga­nización, incluyendo tanto los procesos productivos (Diseño, desarrollo, opera­ción y mantenimiento de instalaciones) como los servicios centrales de la com­pañía.

La idea de contabilizar y reducir la hue­lla de carbono emitida por esta empre­sa se puso en marcha en 2011, cuando Bester tomó la decisión de realizar un salto cualitativo en el siste­ma de gestión mediante la implantación de la metodología de cálculo de gases de efecto invernadero (GEI) y el cálculo del inventario conforme a los requisitos de la norma internacional ISO 14064:1 “Gases de efecto invernadero. Parte 1: Especificaciones y orientaciones a nivel de la organización, para la cuantifica­ción y la declaración de las emisiones y reducciones de gases de efecto inver­nadero”.

Metodología de cuantificación

Bester determina sus emi­siones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) mediante cálculo, multiplicando los datos de actividad recopilados en obras o centros fijos, por los factores de emisión de GEI documentados, que se seleccionan y actualizan periódicamen­te en el Departamento de Prevención de Riesgos Laborales, Calidad y Medio Am­biente (Sistema de Gestión Integrada).

Conoce Bester

Conoce BESTER

BESTER ECOLOGY

Blog

Proyectos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR